Cuidado! disminuir el sueño desencadena la ira

LO MÁS RECIENTE

Según reciente investigación, puede que unas buenas horas de sueño le ayuden a regular el enojo. Así lo demuestra un estudio entregado a final del mes de agosto por la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño, AASM por sus siglas en inglés, donde se encontró que las personas que duermen menos de lo habitual suelen experimentar más enojo en los días posteriores, y que por el contrario, aquellos que duermen bien, se adaptan al ruido reportando menos episodios de ira luego de unos días.

Los investigadores realizaron un experimento en el que participaron 147 personas a quienes se le indicó al azar que mantuvieran su horario habitual de sueño o que limitaran el tiempo de sueño en casa por aproximadamente cinco horas durante dos noches. Luego, las personas fueron expuestas a ruidos irritantes para evaluar los posibles episodios de ira. Los resultados mostraron que aquellos que durmieron bien se adaptan al ruido reportando menos episodios de ira luego de unos días, mientras que las personas que restringieron sus horas de sueño mostraban un comportamiento reacio en respuesta al ruido. Los investigadores determinaron que estos resultados sugieren que no dormir lo suficiente mina la capacidad de adaptarse emocionalmente de cara a las situaciones frustrantes.

El equipo de investigación también analizó el reporte diario de 202 estudiantes universitarios que registraron los episodios de ira y los factores estresantes del día a día durante un mes en relación con la calidad de su sueño. Los estudiantes informaron que después de dormir menos horas de lo acostumbrado experimentaron más enojo en los días posteriores.

El doctor en psicología social y de personalidad Zlatan Krizan, profesor en la Universidad Estatal de Iowa, dijo que «los resultados son importantes porque proporcionan una fuerte evidencia causal de que la restricción del sueño aumenta la ira y aumenta la frustración con el tiempo». Los autores de la investigación indicaron también que los hallazgos obtenidos destacan la importancia de relacionar la interrupción y la limitación del sueño con respuestas emocionales específicas como la regulación de la ira y el manejo de la frustración.

Fuente: El resumen de la investigación fue publicado en la revista Sleep el 28 de agosto de 2020.

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Publireportajes