Ciudadano de Chía entregó sus nueve guacamayas y loras que tenía como mascotas.

LO MÁS RECIENTE

Nueve aves silvestres, entre ellas dos guacamayejas (Ara severus), tres guacamayas azules amarillas (Ara ararauna), tres loras reales (Amazona amazónica) y una lora cabeciamarilla (Amazona ochrocephala) fueron entregadas a funcionarios de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) por un habitante del municipio de Chía, quien las tuvo por varios años como mascotas en una finca de esa población.

Tras reconocer el daño que representa para estos animales y para el medio ambiente en general usarlos como seres de compañía, el ciudadano acudió a la entrega voluntaria para darles una segunda oportunidad de vida.

De acuerdo con Bryan Martínez, director de Evaluación, Seguimiento y Control Ambiental de la CAR, las aves presentan bajo peso corporal y afectaciones en su plumaje, por lo que fueron trasladadas a la Unidad de Rescate y Rehabilitación de Animales Silvestres (URRAS) de la Universidad Nacional, donde se les realizan exámenes de control.

“Los resultados de las valoraciones iniciales nos permitirán determinar si las aves continúan en URRAS o son llevadas al Centro de Atención y Valoración (CAV) de Fauna de la CAR para iniciar su proceso de rehabilitación”, explicó el funcionario.

De acuerdo con los expertos de la CAR, las guacamayas son unas de las especies más traficadas gracias a su belleza y sus colores llamativos, mientras que los loros resultan afectados por este flagelo en la mayoría de ocasiones por desconocimiento, debido a la creencia errónea de que pueden ser utilizados como mascota y divertir a los humanos con su capacidad de imitar sonidos.
“La responsabilidad y la colaboración de la gente es esencial para la preservación de nuestra biodiversidad. Si por alguna razón alguna familia del territorio posee erróneamente animales silvestres como mascotas, los invitamos a entregarlos de manera voluntaria y con ello les darán una segunda oportunidad de vida. No los condenemos, dejémoslos vivir en libertad y con ello además evitarán sanciones”, dijo Martínez.

Según cifras de la entidad, los psitácidos, familia de aves a la que pertenecen los loros, pericos, guacamayas y cotorras, encabezan las cifras de incautación y rescate de fauna silvestre en el territorio, con más de mil ejemplares remitidos en los últimos cinco años al CAV de Fauna.

“Muchas de estas aves que llegan a manos de la entidad presentan mutilaciones en sus alas, pérdida considerable de plumaje y problemas nutricionales por dietas inadecuadas, lo cual prolonga su proceso de rehabilitación y dificulta su regreso a la libertad”, añadió el funcionario de la autoridad ambiental.

En el primer semestre de 2023 la CAR recibió 662 animales en total, de los cuales 385 han sido entregas voluntarias, 221 rescates y 56 incautaciones. De ellos, 278 son aves, en su mayoría psitácidos

La Corporación recordó que la tenencia de fauna silvestre es un delito ambiental y penal por lo que invitó a denunciar el tráfico de estas especies a la línea 123 de la Policía Nacional y directamente a la entidad al teléfono 601 580 11 11, a través de la aplicación ApliCAR, al correo sau@car.gov.co o anónimamente a través de la página www.car.gov.co

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Publireportajes